En un comunicado de prensa, con horario de emisión 05.45 horas, Essal informa “que se encuentra implementando un plan de contingencia para recuperar la red de distribución de agua potable, dado el exceso de consumo que ha visto la ciudad de Osorno tras la reposición después de la emergencia de los últimos días”.

Según la sanitaria, el consumo durante la mañana de este miércoles superó los 670 litros por segundo, superando ampliamente los rangos normales. Además, “el ultimo frente con lluvias intensas en la cordillera ha elevado de manera significativa la turbiedad del Rio Rahue, lo que reduce los niveles normales de producción de la planta Caipulli”, continúa el texto difundido por redes sociales.

Desde las 06 am, 8 mil clientes del sector Las Quemas verán restituido su suministro, alcanzando un 67% de la ciudad con agua potable. Escenario opuesto al de los vecinos de los sectores Centro, Francke, Rahue Bajo y Ovejeria Alto quiénes irán recuperando el suministro “según se vaya estabilizando el sistema de producción y distribución”, no existiendo un horario claro de normalización.