Tensas horas se han vivido en la Ruta U400 pasado calle Chorillos, tras el desalojo realizado por el municipio local y Carabineros de Osorno a vecinos que se habían tomado un sitio eriazo a la espera de soluciones habitacionales, y que a conllevado enfrentamientos entre ocupantes del terreno y personal policial, además de barricadas que han mantenido suspendido el tránsito vehicular por la ruta al mar.

El procedimiento de desalojo, solicitado por el municipio (dueño del terreno) y autorizado por la Gobernación Provincial, se realizó durante este miércoles, entre las 07 y 09.30 de la mañana, deteniendo esta acción “producto de los desórdenes y lanzamientos de objetos contundentes (además de amenazas a personal municipal), por lo que el desalojo no se pudo materializar”, según explicó el Teniente Coronel Miguel Herrera, Prefecto (s) de la Prefectura de Osorno, quien agregó que al momento de llegar personal policial “solo había un nochero” y no habían moradores en las viviendas transitorias.

Posteriormente “un grupo de sujetos cortaron la ruta U400 en varios sectores por lo que carabineros debió volver y tratar de despejar la ruta, produciéndose incidentes de una gravedad mucho mayor, carabineros fue atacado con armas hechizas, teniendo que informar la lesión de un subteniente de la Tercera Comisaría que tiene un impacto en el rostro y otros carabineros con lesiones por elementos contundente. Ahora estamos a la espera de refuerzos del Gope y Fuerzas Especiales de Puerto Montt para concurrir nuevamente y habilitar la ruta”, agregó Herrera.

Hay seis detenidos, cinco de ellos por oponerse al actuar de Carabineros e intentar impedir el desalojo, y un detenido, de sexo masculino, por amenazas de muerte a un funcionario policial. Sobre el herido, esté presente una herida por perdigón en el rostro, específicamente en la oreja, siendo trasladado al Hospital Base San José. No se reportan civiles lesionados, detalló el Prefecto (s).

En otros incidentes, se comunicó que cinco microbuses presentan daños por objetos contundentes. Sobre denuncias en redes sociales, respecto a cobros de “peaje” que habrían realizado desconocidos, Herrera explicó que se conoció del hecho, sin embargo, no se pudo verificar la situación.

Finalmente, desde Carabineros señalaron que la institución no volverá a insistir en el desalojo de la toma y que “hay que hacer nuevas proyecciones y planes, que toman tiempo”.