SCICLUNA Y BERTOMEU SE DESPIDEN DE OSORNO CON UNA CATEDRAL LLENA DE FELIGRESES

La mañana de este domingo 17 de junio, en la Catedral San Mateo de Osorno, se realizó la primera misa a cargo del nuevo administrador apostólico Jorge Concha Cayuqueo. Ceremonia que además marcaba el adiós de los enviados papales Monseñor Charles Scicluna y Jordi Bertomeu a la ciudad.

publicidad

Entre aplausos fue recibido quién estará momentáneamente al frente de la diócesis osornina, Jorge Concha Cayuqueo, tras ser aceptada la renuncia de Juan Barros Madrid.

Una iglesia repleta de fieles y que marcaba el retorno de la agrupación de laicos y laicas, tras tres años sin presenciar una eucaristía, en molestia a la presencia de Barros Madrid.

En una de las primeras acciones en la misa, Scicluna, Bertomeu y Concha se arrodillaron frente a los presentes, para expresar palabras de arrepentimiento y perdón.

“(Osorno es una) pequeña porción del pueblo de Dios que ha sufrido bastante en los últimos años y que todavía sigue mostrando signos de dolor y división” comenzó diciendo en su sermón Jorge Concha, para luego agregar: “Siento el fuerte llamado, desde el primer momento, a promover el diálogo entre todos y juntos buscar los medios para que podamos avanzar hacia la unidad que quiere Dios. Todo lo que avancemos en este sentido será muy valioso para la labor que le corresponderá a realizar a quien sea nombrado obispo de Osorno”.

“Estoy convencido de que buscando crecer en la fidelidad al Señor, viviremos con mucha fuerza la reconciliación haciendo más firme aún el protagonismo de los laicos dentro de la vida propia del pueblo de Dios… lejos de hacer como si no ha pasado nada quisiera  invitarlos a reconocer con todo el realismo posible, no sólo los sentimientos sino también lo que a ocasionado la situación a la que se ha llegado… hay tiempo para reflexionar y discernir pero también hay tiempo para dar pasos hacia el reencuentro y reconciliación todo en un genuino contexto de identidad cristiana que decimos tener”, señaló entre otras cosas el sacerdote.

Además reconoció el coraje de la agrupación de laicos y laicas de la ciudad: “He podido saber de la existencia de personas en las diversas partes que ya han comenzado a caminar en esa dirección de encuentro y he visto que este deseo de unidad está muy vivo en todos ustedes y por todos el mundo es conocido el gran protagonismo asumido por los laicos y laicos de Osorno aunque hayan permanecido en situación dividida”.

Una vez concluida la eucaristía Jorge Concha declaró su sentimiento ante su primera actuación masiva: “cualquiera se pone contento con un recibimiento como el que fue hoy día y eso expresa el deseo de la gente de construir Iglesia, de querer hacer juntos este camino”. Sobre la duración de su cargo en la ciudad, aclaró que esta dependerá unicamente del papa Francisco y que salvo “algunas breves salidas”, estará radicado en la ciudad.

Monseñor Charles Scicluna también tuvo palabras para graficar y resumir sus cuatro días en Osorno: “Para Monseñor Jordi Bertomeu y para mí fue una experiencia profunda de Dios en encontrar tantas comunidades parroquiales, tantas persona que han tenido la generosidad de compartir con nosotros sus heridas, experiencias dolorosas así como también sus esperanzas de amor por la iglesia en Osorno. Agradezco de modo muy especial a todos los miembros del clero de Osorno en estos días pudimos apreciar con emoción la presencia extensiva de la cercanía de Iglesia de Osorno con su gente con un auténtico servicio de evangelización y el trabajo por la justicia social… Agradezco a todos por tanta buena voluntad, por tanto amor por la iglesia de Jesucristo, por el deseo de una gran mayoría de una reconciliación verdadera que no se logra con una misión de pocos días si no que es un don de Dios que debe ser acompañado de un proceso largo que requiere paciencia, generosidad, fortaleza y humildad”.

Finalizando citó al primer Obispo de Osorno, Francisco Valdés: “Tengan mucha confianza en el Señor, él dirige todas las cosas. Las dirige siempre por el bien nuestro y el de su Gloria”.

Sobre el perdón pedido por Scicluna a nombre del papa Francisco, Juan Carlos Claret declaró: “Sin duda de que se nos restituye como parte de la iglesia y por tanto lo que se ha hecho es poner en una posición de igualdad, no obstante no podemos perder de vista de que esto no puede significar amnesia, esto no puede significar amnistía, lo que tiene que significar es el inicio de un proceso basado en la verdad, justicia  y reparación”.

“Hace unos días atrás nosotros fuimos categoricos en afirmar en que habían 6 personas víctimas del clero Osorno que había solicitado audiencia a la cuáles se les había dicho que no por problemas de agenda, esas personas hoy día han sido atendidas, eso significa que se está abriendo una herida que no sabíamos que existía y esa herida no puede cerrar y es por  eso que necesitas tener acceso a la verdad justicia y reparacion. Queremos transmitir el mensaje de que nosotros somos parte de la iglesia y precisamente si Francisco se autoimpuso la meta de en Chile acabar con la cultura del abuso e encubrimientos nosotros desde dentro, ya no protestando fuera de la Catedral si no desde dentro, vamos a ser la piedra de tope, si es que Francisco no camina en esa dirección”, finalizo el representante de los laicos de Osorno.

Comentarios
Cargando...
Click to Hide Advanced Floating Content

Tu Negocio Puede Ir Aquí, Contrata Este Espacio Al +56965753864 o Pinchando en este Anuncio