La repentina y ofuscada salida de Pablo González, Jefe de Emergencia de la Seremi de Salud Regional y encargado del Departamento de Epidemiología, de la reunión del Comité Operativo de Emergencia realizado este mediodía, se originó una reunión extraordinaria en la Seremi de Salud.

En su momento, González señaló que no estaba dispuesto a seguir mintiéndole a la gente y que “deben transparentar las cosas. Deben ser aclarados ciertos puntos técnicos”.

Finalizado el COE, la Seremi de Salud, Scarlett Molt respondió las inquietudes de la prensa: “el funcionario entrega una información que hay que revisarla. Para mi es sorprendente. He citado a una reunión extraordinaria en la oficina de salud provincial para revisar los antecendentes y poder levantar de que situación podría el estar hablando porque el menciona de eventos donde no es la información que se presenta. Él ha avalado todos los procesos que se han levantado, pero claramente hay que revisar la información que está entregando”.

Molt especificó que los datos referidos por González se tratan sobre el Cesfam de Rahue Alto que estaba contaminada y que presentó coliformes fecales, situación que podría haberse generado pues “muchos camiones municipales no pasaron al check de calidad”.

Consultado sobre esta situación. el Intendente Harry Jürgensen afirmó que “yo no le entendí muy bien lo que dijo, porque fue un poco enredado en su exposición. Las preguntas deben ser hacia él no hacia nosotros o hacia mi”.