El Gobernador Provincial Daniel Lilayú fue consultado sobre el estado del edificio tras los daños que presenta desde el pasado 18 de octubre, señalando que su restauración se vio retrasada por un tema económico, pues se estaba a la espera de los sesenta millones de pesos que se solicitaron al Gobierno para reparar e instalar lo dañado. De ese monto, unos 18 millones son destinados para vidrios, 15 millones para puertas de acceso, pintura, entre otros gastos.

“Tenemos las licitaciones listas, y estamos esperando que ojala este mes comencemos un trabajo completo. Todos los días nos rayan y todos los días borramos y hacemos la mantención que podemos porque queremos demostrar tranquilidad y normalidad, en ese sentido el trabajo lo estamos realizando”, afirmó Daniel Lilayú.

“Me reuní con la Cámara de Comercio para que le hagan un llamado a sus asociados para que comiencen a borrar los rayados en sus locales y que la ciudad vuelva a su normalidad. Pero las personas que rayan no van a pasar impunes, de hecho los que rayaron la Gobernación se encuentran con querellas y hay grabaciones de videos que fueron entregada a Fiscalía. En Osorno, hasta el momento hay 22 querellados por desmanes y dos por rayados, todo en proceso de investigación”, señaló el Gobernador Provincial quien añadió que dentro de los próximos días se sacarán latas y ciertas protecciones que presenta el edificio gubernamental.