Una insólita situación vivieron  14 personas, esta tarde, cerca de las 19.30 horas, cuando quedaron encerradas, contra su voluntad, al interior de la Galería Comercial Rombocol de Osorno.

La situación fue rápidamente viralizada en redes sociales, quedando en evidencia lo vivido por clientes y locatarios del tradicional recinto osornino, en donde se encontraban adultos y niños, presentando, incluso, crisis de angustia.

Tras largos minutos, un funcionario del lugar llegó a abrir la puerta, en presencia de Carabineros que había llegado al lugar, señalándole a los afectados que habia salido por temas “personales”, cerrando el único acceso al lugar.

Locatarios señalan que esto no es primera vez que pasa y acusan a la administradora del lugar de no considerar su opinión en la toma de decisiones. Afirman que tras este hecho, la mujer apagó su teléfono y no ha sido posible ubicarla ni obtener su declaración respecto a su sucedido.

A su vez, los afectados señalan que quisieron realizar la denuncia correspondiente a los Carabineros presentes, los que “no tomaron ningún tipo de declaración” y sólo aconsejaron a los clientes vulnerados reclamar al Sernac.