Hace 9 días, gran parte de la sociedad chilena se ha movilizado manifestando su descontento con la desigualdad social y mala calidad de vida, entre tantos otros tópicos. Dichas manifestaciones, por cierto, también se han realizado en Osorno y en su gran mayoría han sido pacíficas e incluso culturales. Aún así, han existido desmanes y altercados que han obligado a más de un centenar de personas a acudir al Hospital Base por diversas lesiones.

Es así como el recinto hospitalario osornino ha atendido a 169 personas por lesiones de diversa consideración, uno de ellos, un carabinero. Solo el día de ayer martes, recibieron atención médica 28 personas, siendo el día con mayor cantidad de pacientes por problemas asociados a las movilizaciones.

De estos casos, según consigna el Diario Austral, cuatro han presentado heridas por perdigones, además de tres casos que han sido de carácter grave siendo necesario su hospitalización, uno de ellos un hombre de 35 años, que presentó una lesión de perdigones en su ojo siendo necesaria una intervención quirúrgica, programada para esta tarde.

“Por la característica de la lesión, se le hospitalizó porque yo creo que los cirujanos tenían dudas de que la persona pudiera perder la visión. En este caso, calificaba como grave”, señaló Hans Hesse, director (s) del Hospital, al diario local.