Una familia rahuina acusa negligencia médica en el Hospital Base de Osorno, lo que ocasionó la muerte de su pequeña hija de 5 años. La menor, de nombre Pía, recibió atención de urgencia, siendo diagnosticada con “faringitis aguda”, falleciendo días después por una miocarditis por influenza tipo B.

Todo comenzó el pasado 3 de octubre, cuando la menor presentó alta temperatura, por lo que fue llevada hasta el Sapu de Rahue Bajo, donde le diagnosticaron una faringitis aguda. “Mi hija no bajó su temperatura, por lo que el martes (8) la llevé a la urgencia al hospital, le hicieron una serie de exámenes y no tuve un diagnóstico claro. Le dieron el alta y para la casa y mantenían que era faringitis. Yo la vi que estaba muy decaída y presentía que algo más grave le estaba pasando”, señaló Paulina Huerta, madre de Pía, al Diario Austral de Osorno.

Tras este primer diagnóstico, la menor continúo con problemas de salud, por lo que el miércoles 09 fue trasladada al Cesfam de Quinto Centenario, siendo derivada de urgencia al Hospital Base. “Tras ver mal a mi hija, la doctora del Cesfam la envió al hospital donde le hicieron diversos exámenes. Después de las 18 horas me confirman que era una influenza tipo B y que era necesario internarla para estabilizarla, ya que su condición era muy delicada. Ella presentó taquicardia, luego la pasaron a la UCI Pediátrica, donde se me indicó que debían ingresarla a pabellón porque había que poner un catéter para suministrar los medicamentos para estabilizarla”, continúo relatando Paulina al diario local.

Un día después, debido a que en el día anterior no habría existido cupo por la alta demanda, a eso de las 09 de la mañana la menor fue ingresada a pabellón. A las diez de la mañana, Paulina Huerta recibió la triste noticia que su hija había fallecido de un paro cardiorespiratorio. La madre señala que aunque sea “una dura batalla”, buscará que se aclare lo que pasó su hija y llamó a las “mamitas que exijan exámenes y que los médicos no sean tan arrogantes con lo que estudiaron y no se dejen llevar sólo por la ciencia, que también escuchen a los papás. Uno como madre conoce a sus hijos. Mi hija era especial y no se merecía morir”.

Y eso no es todo, una prima de Pía, de once años, tras el velatorio presentó síntomas similares siendo derivada al Hospital Base, donde le diagnosticaron un “resfrío”, por lo que la abuela de la menor exigió nuevos exámenes resultando finalmente que tenía una influenza por lo que debía ser hospitalizada. Señalan que sin la presión de la familia, nuevamente el resultado pudo ser fatal.

Por su parte, la Dirección del Hospital Base San José indicó que se encuentran realizando una auditoría, tal como ocurre en los casos donde fallecen menores de 15 años, por lo que una vez concluida la investigación darán una declaración.

Recordar, que no es primera denuncia por negligencia que el recinto de salud recibe en los últimos días, pues familiares y amigos de Marcelo López Cheuquián, bombero fallecido el pasado jueves, acusan un mal diagnóstico y tratamiento tras resultar herido en un accidente de tránsito, falleciendo días después.