El cuestionado recambio de medidores eléctricos, de los clásicos a unos mas modernos y tecnológicos había causado polémica en las últimas semanas. El rechazo de la ciudadanía fue prácticamente total y en redes sociales era habitual encontrarse con una publicación ampliamente viralizada en contra del recambio. Los medidores inteligentes estaban en el ojo del huracán.

Ministros Susana Jiménez, Gonzalo Brumel y parlamentarios de Chile Vamos.

Hace algunas semanas, el Gobierno había anunciado un acuerdo con las empresas eléctricas, Enel, Saesa y Chilquinta, las que pagarían $10.000 a los clientes que sean propietarios de los medidores antiguos.

Finalmente, esta mañana, Susana Jiménez, Ministra de Energía, anunció que el recambio será voluntario, para clientes domiciliarios, proceso que se extenderá de siete a nueve años. Además se informó que se ingresará un proyecto que rebajará la rentabilidad de las distribuidoras eléctricas, con un piso de 6%.