Noticias

FELIZ DIA DEL PROFESOR Y PROFESORA

A MIS QUERIDOS COLEGAS

Al Ministro de Educación, digo: Aciaga jornada la transitada en el año presente, buscando la
forma de abrir el entendimiento de quienes argumentan sobre la base de la incomprensión, feneciendo
en sus almas dormidas el respeto a las letras iniciales. Hoy, con pandémico ropaje y desde el Olimpo
metropolitano, el Sr Figueroa, sin la participación de los pilares que estructuran el andamiaje
educacional como son Estudiantes, Apoderados y Educadores, integrantes de una educación con el
alma profanada ya que la han convertido en un mercado donde se pesa el bien y el mal, se calcula y
contrata, convirtiendo a seres humanos en traficantes del saber, larga historia de los mercaderes,
sabemos cómo Cristo los expulsó del Templo.
Así como la primera línea de la salud, ustedes se han convertido en adalides de la educación
distante pero no lejana, gracias por su encomiable labor educativa, muestra preclara de tu transparente
signo de espiritualidad.
A mis Colegas les digo en este especial día, que recordar es un homenaje, es transitar por el
sendero espiritual que es el espacio perenne de los educadores, libre de sus connotaciones particulares.
Una celebración debe ser un momento sagrado, pletórico de solemnidad y coronado por el
debido respeto, intentaré decirlo emulando al poeta:
Maestro, toma tu copa tú, la mía la tomo yo y brindaremos por la vida y por los profesores, y
profesoras, por los estudiantes y apoderados de ayer y de hoy, silenciosamente, con la copa virtual de
la esperanza y con este brindis haremos que vuelvan a nuestra memoria las horas más felices de
nuestro frenético caminar por las aulas, recogiendo a raudales el dulce fruto del afecto que día a día nos
regalan nuestros educandos y que también prodigamos nosotros por doquier. ¡Pasadme el recuerdo, y
dejaré que caiga sobre la cubierta de la verdad dormida! Mientras la congoja y el confinamiento de la
pandemia nos grita cual pregón ¡cúbrete con el barbijo!. Cuídate por ti, por mí y por el otro para que
aires vagos no contagien nuestra esperanza y pongan triste el mañana.
Colegas, a pesar de la dulzura de nuestro diario afán, tengo más de una pena cultivada, y algún
dolor dormido, pero las hierbas y las flores que visten el triste suelo, nos llaman a gorjear entre trinos,
junto al sonar de las frenéticas gotas que navegan silbando sobre las bañadas tierras del sur bello,
castigando el jardín de seguro.
Salud, con este vino imaginario, me bebo un trigal de vida y lloro sin poder llorar, guardando la
pena en espera del abrazo del mañana.

Con el cariño de siempre

dia del profe

Botón volver arriba

DESACTIVA TU BLOQUEADOR

DESACTIVA TU BLOQUEADOR DE PUBLICIDAD PARA PODER LEER LAS NOTICIAS