FAMILIA RIVAS GONZÁLEZ RELATA SU EXPERIENCIA CON SURVIDA

María Eugenia González y Joel Rivas son un matrimonio que creyó en Survida, para el mejoramiento térmico de su vivienda. Ellos junto a su hija Mónica postularon al subsidio y ahora disfrutan de los beneficios de éstas mejoras en su hogar.

Hace un tiempo, tras un llamado de Survida, acudieron hasta las reuniones que se realizaron cerca de su domicilio, ubicado en calle Zaragoza, en Alto Osorno. “Fueron varias reuniones y un plazo largo, porque esto pasa por varias etapas, pero con paciencia, logramos remodelar la casa. Un día llegaron los maestros y no alcanzaron a demorar 15 días en hacer todo el trabajo, unos excelentes maestros, incluso barrían y esa dedicación se agradece”, indica María Eugenia al interior de su casa, la que muestra con orgullo.

También puedes leer...
1 De 453

“Mi hija, fue quien postuló al beneficio, tuvo que hacer un pago de como 85 mil pesos, porque la casa es de dos pisos, es grande, pero lo que pago es nada comparado a lo que tendríamos que haber pagado si hacíamos esto de manera particular. Estamos felices, la casa quedó muy bonita y calentita, ahora hay que echarle poquita leña y queda temperado altiro. Se ahorra en leña. Dejo un poquito de leña en la noche y al otro día esta calentito, antes me levantaba y me congelaba”, continúa la feliz dueña de casa.

Consultada sobre si recomienda Survida, Maria Eugenia, sostiene que “mucha gente dudaba, era mucha la maravilla y desconfiaban, pero es verdad. Con paciencia se logra. Se los recomiendo a todos. Una vecina vino después que terminaron mi casa y le gustó mucho, así que fue a inscribirse, ojalá le resulte igual”.

Las oficinas de Survida en Osorno, están ubicadas en el Edificio Mackenna Centro, en Avda Nueva Mackenna 871, oficina 303. Fono +56 9 42698177.

Fotografías: Felipe Fuentealba V.