EXHUMARON CUERPO DE REO QUE FALLECIÓ AL INTERIOR DE LA CÁRCEL DE OSORNO

A solo dos semanas de finalizar la condena que cumplía por el delito de robo con homicidio, el pasado 24 de octubre, Alan Fontealba Álvarez falleció al interior de la cárcel de Osorno. En su momento, se precisó que su muerte se debía a un suicidio por ahorcamiento y que no existía participación de terceros, explicaciones que jamás conformaron a los familiares de Fontealba.

Con las dudas existentes, en el mes de octubre pasado, la familia presentó una querella por homicidio, lo que conllevó a la petición de exhumación del cadáver, procedimiento que personal del Servicio Médico Legal de Valdivia, realizó esta jornada en el cementerio indígena de Misión San Juan, esto con el fin que se vuelva a examinar y a determinar las causas de muerte, por un especialista y en un lugar distinto al anterior. Los resultados de esta nueva autopsia deberían demorar, como máximo, siete días.  

Fueron momentos de mucho dolor y angustia para la familia presente en el lugar, pues se vivió una descoordinación que retrasó todo el procedimiento. Este hecho fue comentado por Karina Riquelme Riveros, abogada querellante, “se han visto negligencias por parte de Fiscalía en la realización de ésta, puesto que faltaron los elementos necesarios para llevar a cabo una exhumación tranquila y respetuosa, tomando en consideración que se trata de una persona miembro del pueblo mapuche y que necesita un respeto especial de acuerdo a sus autoridades ancestrales. Hemos vivido una situación grave y se realizarán los reclamos necesarios y que se investiguen las responsabilidades”.

A juicio de la abogada, “Alan Fontealba, falleció en extrañas circunstancias al interior del penal de Osorno”, y explicó que en la investigación inicial del fiscal Jorge Münzenmayer, “hay displicencia de la Fiscalía, porque tanto la muerte de Alan como la querella fueron en octubre, pero las diligencias investigativas recién se piden en marzo del 2019, lo que nos parece gravísimo. Cuando las personas fallecen en un penal y se tratan de personas pobres o mapuches, no existe la misma rapidez de parte de las instituciones para investigar con seriedad“.

Abogada querellante Karina Riquelme.
También puedes leer...
1 De 1.549

“Supuestamente Alan falleció en un suicidio (por ahorcamiento) y fue encontrado en un camarote y solo existe un testigo de aquello. No hay toma de declaraciones a Gendarmería ni videos del sitio de suceso. No hay declaraciones a reos en el lugar, solo se tomó declaración a quien lo encontró, que dice haber encontrado a Alan atado con un cinturón en un camarote, acostado, supuestamente suicidado. No hay más personas que lo hayan visto de esa manera, lo cual nos parece a lo menos extraño, que físicamente ocurriera así, más aún cuando Alan se encontraba a dos semanas de salir en libertad”, cerró Riquelme.

Por su parte, sobre el extenso tiempo en el retiro del cadáver, la Fiscal Jefe de la Fiscalía Local de Osorno, María Angélica de Miguel, señaló: “claramente tuvimos inconvenientes, en el sentido que se solicitó la exhumación al tribunal, que lo concedió y posteriormente se coordinó con PDI, SML de Valdivia que realizarán la autopsia, y con el Servicio de Salud, pero en la mañana nos encontramos con la situación que sólo se encontraba una sola persona para realizar la exhumación, y obviamente con una sola persona es imposible de realizar, así que se contrataron otras personas para colaborar, lo que obviamente trae un problema porque hay que entender la situación que vive la familia, y la señora María que ya había sepultado a su nieto. Esto es un tema fuerte y empatizamos con el dolor de la familia, con la situación que acaba de pasar y esperamos que no se vuelva a repetir”.

La familia del occiso, a raíz de la desconfianza en la primera investigación, que arrojó la causal de muerte de suicidio ha solicitado cambio de fiscal, situación que De Miguel evaluará. “Conversé con la señora María, y si la familia entiende que para su mayor tranquilidad se debe cambiar fiscal, algo que ha ocurrido en otros casos, lo evaluaremos”.

Fiscal: María Angélica de Miguel.

Recalcando que empatiza con el dolor de la familia, ante el lento proceso de exhumación, la Fiscal Jefa de Osorno, explicó que “se realizaron todas las coordinaciones, pero en este caso es un cementerio indígena y donde realizan ciertos rituales antes y después de la exhumación”, agregando que de lo sucedido se deben “sacar cosas en limpio y crear protocolos en casos que no sean cementerios de administración municipal”.

Por: Richard Hernández S. / Reporte e imágenes: Felipe Fuentealba V.