Esta tarde, tras una nueva reunión del Comité Operativo de Emergencia (COE) desarrollado en la Gobernación Provincial, Andrés Duarte, Gerente de Operaciones de Essal, confirmó que entre este martes y miércoles retornará el suministro normal de agua potable a toda la ciudad. “El plan de rehabilitación de Planta de Producción de Agua Potable de Caipulli se está cumpliendo rigurosamente y vamos avanzando y cumpliendo cada una de las etapas que se han planificado”.

Duarte explicó que “la instalación del nuevo lecho filtrante está plenamente concluida, se ha iniciado hace dos horas atrás, el llenado de la capa, siendo la primera etapa que se hace al tratamiento de este lecho y eso toma un tiempo, este material se tiene que impregnar de agua, saturarse de agua y luego empieza todo el proceso de puesta en marcha. Tal como lo hemos dicho, el día de mañana la planta de tratamiento empieza su fase de funcionamiento para durante el día, producirle agua a la ciudad de Osorno. La otra fase es la distribución del agua, donde debemos procurar no generar roturas en la red debido a la existencia de aire, las que serían indeseables. Cada vez los puntos de riesgos son menores por lo tanto la certeza con lo que anunciamos esto es cada vez mayor”.

Sobre la posible contaminación de la red de alcantarillado, el Gerente de Essal, explicó que la red ha estado siendo utilizada durante las ventanas, por lo que es riesgo es menor, aunque “hay algunos estanques que no han entrado en operación como el del sector Schilling y de Rahue”, por lo que están siendo revisados y monitoreados por el Departamento de Calidad de la empresa, entre otros organismos independientes. Dichos estanques han sido lavados y sanitizados para su funcionamiento, “no obstante, siempre vamos a resguardar la decisión de nuestro Departamento de Calidad que nos pueda confirmar que el agua es 100% potable pudiendo ocurrir retrasos en la distribución del agua en esos sectores, pero no proyectamos esas demoras más allá del día miércoles para que esto se normalice”, detalló Duarte, quién reconoció que  “si encontramos algún foco de hidrocarburos en la red, lo vamos a decir con toda claridad para darle la indicación a las personas para que tenga la restricción del agua”, comenzando los trabajos de normalización los que en base a la experiencia reciente pueden demorar de uno a tres días”.

Finalmente, el representante de la sanitaria comentó que “se observara en toda la ciudad la apertura de grifos, esa es la manera como se pone en marcha una red para que se normalice el arrastre de sedimentos y otros compuestos. No esperamos situaciones complicadas, pero ante cualquier situación de alerta están los canales de comunicación de la empresa, para que los clientes nos puedan alertar”.