ESCUELA DE PICHIL GANÓ CONCURSO PARA CONSTRUIR RUKA DE CONVIVENCIA ESCOLAR

La Escuela de Pichil fue el único establecimiento de la comuna de Osorno en lograr adjudicarse un fondo de tres millones de pesos del Ministerio de Educación en el área de la convivencia escolar, en el marco del programa Innova Convivencia, que busca promover proyectos innovadores que fomenten la participación, el respeto y el buen clima en la escuela.

Para el citado concurso, la unidad educativa dependiente de la Municipalidad de Osorno presentó un proyecto denominado “Ruka EcoConvive”, el que fue seleccionado y acreedor de los recursos para llevarlo a cabo. Los tres millones de pesos servirán para que la unidad de convivencia escolar de dicha escuela rural construya en el recinto una ruka mapuche-huilliche con el objetivo de recrear el modelo de convivencia que los pueblos originarios tenían al interior de este hogar tradicional: replicando cómo se reunían para cocinar, para comer y para transmitir la tradición oral en conversatorios liderados por los miembros más ancianos de cada grupo familiar al calor del fogón de cada ruka.

La directora de la escuela de Pichil, Sandra Valderas, destacó que “el InnovaConvivencia, lo que busca, es buscar ideas diferentes para resaltar la convivencia escolar de los establecimientos educacionales. En este caso, nosotros postulamos una ruka, la que fue bien acogida y muy pertinente a nuestro proyecto educativo, que es la ecología”.

Se trata de un nuevo logro para el destacado establecimiento municipal osornino, que en abril ya había logrado ser el único en alcanzar su certificación ambiental, logro que va de la mano con el reforzamiento del sello agroecológico que ha asumido la escuela en la educación de sus alumnos.

“Desde el año 2017 la Escuela tiene un sello agroecológico y modificó el proyecto educativo y el proyecto de jornada escolar completa. Se formaron talleres agroecológicos en los cuales participan todos los estudiantes, de prekinder a octavo. Ese sello agroecológico rescata los saberes culturales del sector, del pueblo mapuche-huilliche. Eso es lo que ha dado pie para hacer cosas distintas como más clases al aire libre y en terreno en el entorno natural que tiene el establecimiento” concluyó la directora.

Fuente: Rodrigo Alarcón. Comunicaciones DAEM