El diputado Harry Jürgensen arremetió con todo ante los denominados “casinos populares o de barrio” en Osorno y emplazó al alcalde Jaime Bertin a cerrar inmediatamente este tipo de locales.

Según el parlamentario, en Osorno “existen 52 locales de juego con patente municipal pero sin el informe favorable reconocido por la Superintendencia de Casinos”, por lo que solicita que “el Alcalde Jaime Bertín reconozca errores en la entrega de patentes comerciales a los mal llamados casinos populares o de barrio y proceda al cierre inmediato de este tipo de locales”.

El pasado 20 de agosto, Jürgensen envió oficios para confirmar, mediante el cruce de información, si estos locales contaban o no con los informes necesarios de las máquinas, informes que constituyen el principal requisito para garantizar la legalidad del funcionamiento de este tipo de locales, y que otorgan peritos o laboratorios validados por la propia Superintendencia de Casinos y Juegos.

“Los municipios deben formarse la convicción que las máquinas de juego instaladas en estos locales son de destreza y no de azar y esto no ocurre en Osorno” señala el diputado, quién agrega: “¿porque la Municipalidad no exigió el informe o qué tipo de documento tuvo sobre la mesa para otorgarles patente comercial a estos seudocasinos?”, por lo tanto, “el Municipio osornino debe cerrar locales que funcionan en discordancia con la normativa establecida por la Superintendencia de Casinos y Juegos y la jurisprudencia establecida por la contraloría General de la Republica”.

Ante esta situación, Jürgensen presentó un requerimiento a la Contraloría General de la República “para que se pronuncie y determine las responsabilidades legales que pudieran recaer sobre la Municipalidad de Osorno, así como la aplicación de medidas administrativas que resulten para quienes sean responsables de otorgar patentes comerciales a estos locales y que pudieran así estar avalando una actividad ilícita”, cerró el diputado no sen antes afirmar que continuará con su labor fiscalizadora en esta y otras materias de interés público.