Un incremento de cincuenta pesos presentarán las líneas 7 y 26 de microbuses, de Francke, por lo que su valor será cuatrocientos pesos desde noviembre. Con esto, se suman al valor ya cobrado por la mayoría de las empresas microbuseras en Osorno.

Imagen: José Luis Valdivia.

Esta alza, se debe a las constantes alzas en el precio del combustible, y además a “la mantención de las máquinas también es un costo que ha ido subiendo… Hace unos años asumimos mantener la tarifa en $350, pese a la evidente alza del combustible”, señaló Alejandro Vargas, representante de la línea 7, al Diario Austral.

Por su parte, Nicolás Céspedes, seremi de transporte, comentó al diario local que el oficio de los microbuseros ingresó los primeros días de octubre, por lo que debe ser informado a la comunidad durante 30 días para poder entrar en vigencia, “para lo cual debe instalarse un cartel visible y que se comprenda al interior de la máquina. Ese proceso es fiscalizado por nosotros, luego de eso ya están en condiciones de iniciar el cobro”.