El diputado socialista, Fidel Espinoza Sandoval, reaccionó a la decisión de la Corte de Apelaciones de Valdivia que absolvió al alcalde de Río Negro, Carlos Schwalm, del delito de fraude reiterado al fisco, en un fallo dividido del Tribunal de Juicio Oral de Lo Penal de Osorno, en septiembre pasado. A juicio del parlamentario, la Corte valdiviana debería haberse inhabilitado, pues la suegra de Schwalm fue su presidenta durante 20 años.

A su vez, Espinoza afirmó sentirse “absolutamente tranquilo, por cuanto he cumplido con mi labor fiscalizadora”, esto tras la intención señalada por el edil rionegrino de querellarse en su contra. “Las palabras que ha señalado el señor alcalde, en los medios de comunicación de Osorno, en donde ha descalificado a la fiscal que investigó los hechos (Leyla Chahín, de quien se conoció no seguirá presidiendo la Fiscalía de Río Negro), ha descalificado a este diputado por cumplir su rol fiscalizador, forman parte de su forma de responder y victimizarse, ante hechos irregulares que ocurrieron en su municipio”.

“La justicia ha condenado a su ex jefe de gabinete (Camilo Miranda) a tres años de pena, pero al alcalde, la corte de valdivia lo esta eximiendo de responsabilidad, de manera extraña porque anteriormente había sido sancionado por el tribunal de Osorno, pero eso hay que respetarlo y tendrán que ser otros órganos jurisdiccionales que determinen la validez de esta determinación de la corte de Valdivia. Pero no aceptaré es que el alcalde pretenda amedrentar mi rol fiscalizador y me amenace con querellas, eso es un bajeza extrema”, agregó Espinoza.

“Que la gente saque sus propias conclusiones, en las declaraciones judiciales su jefe de gabinete inculpó al propio alcalde y Miranda terminó sancionado y el alcalde no. Que la ciudadanía pondere como está actuando la justicia”, cerró el diputado.