Provincial Osorno finalizó su irregular paso por la Tercera A, este 2019. Terminó venciendo a Trasandino en casa y logrando quedarse con 30 puntos en la tabla, en la décima ubicación. Pero este pitazo final, no solo marcó el final del partido y del campeonato, sino también, el paso por el club para tres jugadores del elenco, que este 2020 no continúan por cumplir el límite de edad impuesta en la categoría. Se trata de Diego Oyarzo, Felipe Barrientos y Sergio Paredes.

“Terminar mi carrera en Provincial Osorno peleando el descenso es lo peor que un futbolista puede pasar, menos con el club que amas; yo estoy enamorado de esta institución porque cuando nadie creyó en mí, Osorno me abrió las puertas”, comentó un emocionado Diego Oyarzo en su despedida. El “Cholito”, como cariñosamente se le conoce, añadió que espera que el próximo año “no se cometan los mismos errores que cometimos y que esta institución vuelva a ser lo grande que era”. El jugador le envió un mensaje a quienes deseen llegar al club y dedicarse al fútbol: “arriesguense, el fútbol no es fácil. Nadie irá a tocarte la puerta de tu casa. Yo recorrí mucho y gracias Dios se me abrieron las puertas, pero porque yo las busque”.

Por su parte, Sergio Paredes, señaló sentirse feliz tras este triunfo y donde marcó un golazo que significó el dos a cero temporal para los Toros. “Primeramente dar las gracias a Dios por darme la oportunidad de vivir esto tan lindo que es fútbol. Me voy feliz y tranquilo, era una exigencia mayor mantener la categoría y lo conseguimos junto a todos los muchachos que se quedaron hasta el final. Me tocó irme y después volver por el compromiso que tenía con el club, fueron 10 años en el equipo y me siento feliz y conforme con lo mostrado en este tiempo”.

“Son muchas de las cuales uno puede sacar conclusiones durante este año. Fue un año complejo en todo sentido, pero esta última parte fue un campeonato aparte y teníamos que mantener la categoría sí o sí, porque si no quien sabe lo que iba a pasar el próximo año, así que contento con el grupo que se quedó hasta el final, aunque es entendible por los que se fueron por temas familiares y personales. Tomamos el fierro caliente y asumimos el desafío hasta el final”, afirmó Felipe Barrientos, quien además agradeció al club “que me ha dado todo”.

Barrientos también quiso enviarle un mensaje a esos jugadores que llegarán a reforzar el plantel, “no vengan relajados, este no es club que merezca estar en tercera división. Tiene historia y debe estar en el fútbol profesional. Sean personas, sean humanos y después de eso se forman los grandes grupos que ganan campeonatos y ascensos. Invito a la gente de Osorno a que agarren confianza para estar en Provincial Osorno”.