El pasado viernes 06 de septiembre, el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Osorno, sentenció a Carlos Schwalm Urzúa, alcalde de Río Negro, como culpable del delito de fraude al Fisco continúo, arriesgando seis años de presidio, según la petición de Fiscalía.

No fue hasta hoy viernes 13, cuando se conoció la condena que cumplirá Schwalm, quién hace algunos días renunció a su militancia en Renovación Nacional: 41 dias de prisión en su grado máximo, la cuál será remitida (en libertad). El pago de una multa de 14.87 UTM, cerca de $720.000, e inhabilitación de ejercer cargos públicos mientras dure la condena corporal.

Para configurar esta pena y sus atenuantes, el Tribunal consideró la irreprochable conducta anterior y la medida de media prescripción ante la cantidad de tiempo transcurrido entre la comisión del hecho y la denuncia del mismo.

Señalar que los hechos en cuestión ocurren en el año 2012, cuando Schwalm suscribe un convenio a honorarios con Camilo Miranda Álvarez, a la fecha su jefe de gabinete, para la realización de una plataforma web con participación ciudadana, trabajo no realizado y por el cual se pagó un monto de $5.887.000, cancelados por el Municipio en dos cuotas, en marzo y agosto del año 2012. Dinero que fue devuelto, en el año 2017.