A pesar que diversas autoridades habían anunciado que el suministro de agua potable retornaría este lunes 30 de septiembre a Puerto Octay, esto no ocurrió y la emergencia sanitaria se extenderá entre 24 y 48 horas.

Tras un nuevo Comité Operativo de Emergencia, el Intendente Harry Jürgensen anunció que “tienen que cumplirse plenamente todos los parámetros para poder decir que el agua es potable. Eso depende del resultados de los análisis”. Dichos análisis domiciliarios fueron hechos durante esta jornada y se conocerán mañana martes. Al ser consultado si se consideraba un fracaso el no cumplir con la fecha autoimpuesta, Jürgensen señaló que “desde el día uno que establecimos un plan de trabajo que decía que el día 30 se podía cumplir, pero depende del resultado de los análisis y eso puede variar en 24 horas”. Finalmente la autoridad regional afirmó que habrá que esperar los resultados de Fiscalia para tener certeza de las causas y los posibles responsables.

Por su parte, Scarlett Molt, Seremi de Salud, explicó que “se está trabajando con la planta nueva y la alteración tiene que ver con los parámetros de turbiedad. Podemos decir que el sistema esta funcionando de acuerdo a lo esperado. La recomendación a la comunidad es a abrir las llaves y que el agua circule”.

“Pedimos a la comunidad que confié en que lo que estamos haciendo es en beneficio de ellos. Entendemos que ha sido muy complejo esperar horas, días, semanas con un sistema de abastecimiento alternativo, pero no nos olvidemos que este ha sido un trabajo para llegar a un sistema que le de un agua que realmente es la que corresponde, no el agua que recibían antes”, añadió Molt, no sin antes reiterar el llamado a que “el agua no es apta para el consumo. No damos todavía con la garantía de que cumpla con todos los parámetros para que sea potable”.

Finalmente, la alcaldesa María Elena Ojeda, sinceró que existe una molestia por no cumplir con las fechas, “había un compromiso que falló, pero nuestro sistema de filtros no dio los resultados esperados y eso afecta a Puerto Octay y el retorno de clases”. “Frente a esta emergencia, Puerto Octay se dio cuenta de lo precario del sistema que teníamos… si estamos con 20 días sin agua potable es porque el sistema nuevo está teniendo que llegar a su niveles normales pero estamos a un paso de tener un sistema como corresponde”, finalizó la edil.