Ayer se hizo público el dictamen de Contraloría que obliga al concejal Mario Troncoso a devolver, en un plazo de 60 días, los casi 14 millones de pesos, que en el año 2016, le canceló la Municipalidad de Osorno por sus años como docente dependiente de la misma.

Esto, tras una presentación que realizó el ex concejal, y actual candidato al cargo, Juan Carlos Velásquez, que acusaba “la incompatibilidad (de Troncoso) de asumir su cargo a concejal por cuanto no habría renunciado a su cargo como profesor dependiente de la Municipalidad”, y además acusa que “se le habría pagado una indemnización por años de servicio, la que su juicio, resulta improcedente”.

Los hechos se produjeron en el año 2016, cuando Troncoso asume como concejal, el 06 de diciembre de ese año, un día después de formalizada su renuncia como docente. Para optar a la indemnización por años de servicio, dice la Contraloría, debía haber obtenido su jubilación, cuestión que habría ocurrido recién en febrero de 2017, aunque se comprueba que Troncoso la tramitó desde el 01 de diciembre.

Consultado sobre el dictamen, Troncoso, afirmó que “me encuentro relativamente tranquilo porque la indemnización que me pagó el DAEM corresponde a los 45 años de ejercicio de la docencia y que cumplió como profesor normalista su función de educador. Como a todos los profesores le pagan una indemnización, yo la merezco. Me parece injusto que por un tema de fechas me quieran hacer devolver el dinero”.

“Presentaré mi defensa en Contraloría la próxima semana, para que se reconsidere esta determinación porque tengo un documento de la AFP que dice que desde el 02 de diciembre de 2016 estoy jubilado”, señala el concejal, que con ese documento confirmaría que cumple las normas para recibir dicha indemnización, aunque reconoce que “si tengo que devolver el dinero, lo haré”.

Mario Troncoso añadió que los motivos para la presentación de esta denuncia y que será la gente quién juzgará, “no se con que propósito ha hecho esto mi compañero de lista Juan Velásquez, seguramente si a mi me eliminaban del cargo de concejal asumía él, pero no quiero elucubrar. Él me felicitó cuándo gané y me dijo que me podía ayudar. Con esos amigos no necesito enemigos”.