En enero de 2018, el trágico fallecimiento de Sophie, de un año y once meses, conmovió e indignó al país entero. Al llegar al consultorio de Alerce, en Puerto Montt, se constató la muerte de la menor producto de las graves lesiones que presentaba. A más de un año de ocurrido el hecho, el padre de la menor, Francisco Ríos Ríos fue hallado culpable del delito de parricidio, en fallo dividido del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Puerto Montt.

Si bien, Ríos insistió en su inocencia y señaló que su hija tuvo una fuerte caída y que las heridas son propias de las labores de reanimación que realizó el personal médico, el Tribunal dio por acreditado que Sophie fue golpeada por su propio padre, con tanta fuerza que destruyó sus órganos internos.

La lectura de la sentencia de Francisco Ríos se leerá el próximo sábado 26 de octubre, a las 12.30 horas. Señalar, que además se le imputó el delito de violencia intrafamiliar en contra de la madre de la menor.