Aarón Carrasco Canicura y su hermano gemelo Salomón, son los protagonistas del hecho policial que sorprendió y conmovió a Frutillar, la mañana de este viernes. Ambos hermanos, tras agredir y amenazar de muerte a su propia madre, agredieron gravemente a uno de los dos carabineros que llegaron a su vivienda, tras la denuncia hecha por violencia intrafamiliar.

Tras facturarle el cráneo a uno de los funcionarios policiales, y sustraerle su arma de servicio, se dieron a la fuga originando un amplio operativo de búsqueda por parte de Carabineros y Detectives de la PDI, siendo capturados cerca de las 13 horas, aproximadamente dos horas después de haber ocurrido los hechos antes descritos.

La mañana de este sábado, en el Juzgado de Garantía de Puerto Varas, Aarón y Salomón Carrasco fueron formalizados por seis delitos: lesiones y amenazas de muerte en contexto de violencia intrafamiliar, homicidio frustrado contra Carabinero de servicio, hurto, porte ilegal de arma de fuego y desacato, determinándose la prisión preventiva de ambos sujetos por 90 días, plazo dispuesto para la investigación de lo ocurrido.

En tanto, el cabo primero Pablo Altamirano evoluciona positivamente de sus lesiones, y se mantiene internado en el Hospital de Puerto Montt.