BANDA SAN IGNACIO EL BOSQUE BRINDÓ UN CONCIERTO EN CONMEMORACIÓN DE LOS 60 AÑOS DEL COLEGIO SAN MATEO DE OSORNO

En el marco de los 60 años del colegio San Mateo de la Compañía de Jesús se realizó el concierto de la Banda Fusión San Ignacio, para la comunidad sanmateína y de Osorno en general.

La agrupación proveniente de Santiago deleitó a los presentes con temas propios y de otros autores como una manera de celebrar en unión las 6 décadas de la institución. Por su parte, el director de la banda, Ricardo Soto, agradeció “la invitación que nos hizo el director académico, Gilberto Martínez. En esta ocasión, presentamos una selección de temas de nuestra nueva producción ‘Sentidos’, el cual es una compilación de arreglos nuestros y de algunos autores latinoamericanos. Con esta palabra queremos hacer alusión a lo sensorial, y por otro lado, darle significado a nuestras visiones culturales. Elegimos esta palabra porque Alejandro ‘Mono’ González (artista y escenógrafo chileno, reconocido por sus trabajos en murales con temática social) nos regaló una pieza que muestra miradas hacia horizontes distintos desde un mismo contexto cultural”.

Soto, quien también es profesor de lengua y literatura en el colegio San Ignacio El Bosque expresó que “queremos enganchar a jóvenes y chicos. Los invitamos a que se acerquen a la música de raíz y que la experiencia se replique para que otros colegios tengan su banda. Nosotros no somos una orquesta clásica, ni de rock, ni folclórico sino que tomamos una parte de cada género y le damos un sentido distinto”.

La Banda Fusión San Ignacio es un ensamble vocal e instrumental cuyo nacimiento se produce en marzo 2013. En este tiempo ha realizado un sinfín de presentaciones, cinco producciones temáticas y editado ya dos álbumes de registro en vivo: Karukinka: Nuestra Tierra del Confín (2015) e Historias (2018). La banda está compuesta por estudiantes de 8vo. a 4to. Medio y por profesores de Lenguaje, Historia y Educación Física.

Las raíces de la banda se hunden en lo ancestral del mundo andino y en los pueblos originarios en general. Desde ese origen remoto nacen sus amazones y vestiduras sonoras. Su inserción en el mundo globalizado le ha abierto a la banda un horizonte musical flexible, pero con una temática urgente: la defensa de los pueblos originarios y de la Tierra. Es así que el conjunto revela hoy una ideología definida, pero con una variada gama de instrumentos, sonidos, texturas, melodías y ritmos que confluyan en una potente puesta en escena.

“Es la primera vez que están en Osorno y están felices de acompañarnos en esta celebración, ya que este encuentro afianza los lazos de la Red Educacional Ignaciana. En este contexto, y entendiendo la importancia del arte y de la música en particular, es que hemos gestionado, a través de nuestra red de colegios ignacianos, la venida y presentación de la banda, esperando que sea el inicio de un intercambio cultural fructífero que continúe en el tiempo”, expuso el director académico, Gilberto Martínez.

Fuente: Comunicaciones Colegio San Mateo.