A minutos de haber llegado a la ciudad, el Subsecretario del Ministerio de Obras Públicas, Lucas Palacio, concurríó, cerca de las 21 horas, hasta la planta de Essal en Caipulli, en compañía de diversas autoridades, para constatar los avances en los trabajos de reposición del servicio de agua potable.

Según Palacio, dentro de las próximas horas se materializará el reemplazo de los filtros en el estanque dañado y el aumento en la dotación de camiones aljibes para abastecer a la ciudadanía durante estos días en que la red no opere con normalidad.

El representante del Gobierno, a quién dentro de las próximas horas se le sumará Paula Daza, subsecretaria de Salud Pública, permanecerá en la ciudad y será parte de las futuras reuniones de coordinación que se desarrollan periódicamente entre la Empresa Sanitaria, autoridades y diversos organismos.

A su vez, el Intendente Harry Jürgensen anunció que Essal entregará “ventanas” de dos horas diarias de servicio, en todos los sectores de la ciudad, incluidos Rahue Alto y Pampa Schilling que habían sido marginados anteriormente por temas técnicos. Además se comunicó que este sábado funcionarán 120 estanques en la ciudad más 40 camiones aljibes.