Una columna de Javier González, director de Aproleche, volvió a poner en el tapete las falencias que está presentando la remodelación de la ruta internacional 215. A juicio del empresario, “las obras no han contado con las medidas de mitigación necesarias”, conllevando grandes problemas “a calidad de vida y trabajo de quienes habitan y transitan la ruta”.

Desde Aproleche, hacen hincapié en las demoras y contratiempos que dichos cortes de tránsito y demoras han traído al mundo lechero, “provocado el retraso de la llegada de los insumos y de los asesores prediales, junto con generar horarios irregulares en el retiro de leche. A esto se suma la enorme cantidad de polvo, que afecta tanto a los campos como a la visión de los conductores, el mal estado de las entradas a los predios (con el consiguiente peligro para la entrada de los camiones), y problemas en la recolección de basura”.

Ante esto, la alcaldesa de Puyehue Jimena Núñez Morales enfatizó que esto “es un problema que hemos venido advirtiendo hace muchos meses y no hemos tenido a Vialidad, Seremi ni otras autoridades en terreno, los que deben hacerse presente porque la empresa no se manda sola. Hay un inspector fiscal que hemos pedido que se cambie porque no ha sido un nexo con el municipio ni la comunidad. Nos entregaron un plan de contingencia que en la realidad no funciona”.

La edil fue categórica al afirmar que “esto nos saturó y sobrepasó”, explicando que están solicitando la presencia y supervisión en terreno del Intendente Harry Jürgensen, del Director Regional de Vialidad y el Seremi de Obras Públicas, además de que la empresa cuenten con más personal para turnos nocturnos o de fin de semana, pues todos estos detalles están generando un grave daño a vecinos y a emprendedores del turismo de la comuna.

Este otras peticiones de la comunidad puyehuina y su alcaldesa se encuentra que “el puente que no se levante hasta marzo para dar facilidad a la gente que ya se ve perjudicada con los cortes; Que no se levante el asfalto en el tramo urbano, lo que afectará al comercio”; Y la aplicación de multas a la empresa, pues a pesar de todos estos inclumplientos solo se la cursado una multa, “nos dan puras píldoras y nos dicen que está todo bien. Que sea la comunidad la que juzgue”, cerró Jimena Nuñez.