En una audiencia realizada esta tarde en el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Osorno, por dos votos a favor y uno en contra, declaró a Carlos Schwalm Urzúa, alcalde de Río Negro, como culpable del delito de fraude al Fisco continúo, arriesgando seis años de presidio.

Los hechos en cuestión ocurren en el año 2012, cuando Schwalm suscribe un convenio a honorarios con Camilo Miranda Álvarez, a la fecha su jefe de gabinete, para la realización de una plataforma web con participación ciudadana, trabajo no realizado y por el cual se pagó un monto de $5.887.000, cancelados por el Municipio en dos cuotas, en marzo y agosto del año 2012. Dineros devueltos por Schwalm tras fallo del Tribunal de juicio de cuentas, en el año 2017, que lo obligaba a esta restitución de los dineros.

Leyla Chain, Fiscal jefe de Río Negro, tras la audiencia se manifestó conforme con el dictamen, “más allá que hayan una calificación jurídica distinta. El establecimiento de que acá se cometió un delito y se engañó para defraudar y de esa manera sacar fondos públicos para una finalidad distinta, nos causa mucha satisfacción”.

Al respecto el presidente de la sala, Claudio Vicuña, señaló que la sentencia se leerá el día viernes 13 de septiembre, fecha en la que se conocerá la pena que cumplirá Schwalm. Sobre el desetimiento del delito de malversación de caudales públicos y condenar al edil por fraude al fisco continuado, Vicuña explicó que “no hay una sustracción o un consentir en sustraer como dice el artículo 233 del Código Penal, sino que hay un engaño doble que se materializaría en los dos comprobantes de pago, pero se desarrollarán mayores razones en la lectura de la sentencia”.

Por su parte, el condenado alcalde militante de Renovación Nacional, manifestó su total tranquilidad y puso en duda en la conformación del Tribunal, ante la presencia de una jueza que ejerció como subrogante “es una batalla, pero no hemos perdido la guerra”, aclarando que acudira a la Corte de Apelaciones. Sobre su futuro político afirmó que eso se verá una vez dictamine la Corte.

Mencionar que Camilo Miranda Álvarez fue condenado a la pena remitida de tres años y la inhabilidad de ejercer cargos públicos.